Envio gratis por compra superior a 30€

La masturbación también es cosa de dos

Aunque la masturbación suele ser una técnica que se asocia al placer en solitario, la verdad es que también puede compartirse en pareja. La masturbación ayuda a conocer mejor el propio cuerpo y así como el de tu amante y nosotras te explicamos las mejores posturas para practicarlas.

¿Quieres conocerlas?
La masturbación en pareja es una de las técnicas preferidas de algunas parejas para llevar a cabo los juegos preliminares al coito. La estimulación manual de las zonas erógenas ayuda a conocer mejor el cuerpo y los gustos del otro, por lo que constituye también una buena manera de aumentar la intimidad y la confianza de la pareja ¿lo has probado alguna vez?
En el libro “69 secretos imprescindibles para disfrutar del sexo” Alicia Gallotti explica, entre otras muchas cuestiones relacionadas con la sexualidad y el erotismo en la pareja, las mejores posturas para llevar a cabo la masturbación en pareja. Es importante que ambos miembros estén cómodos y puedan disfrutar visualmente del acto, ya que la vista es un elemento muy importante en la excitación.
La masturbación puede ser también una buena manera de liberarse de la vergüenza o los complejos que tiene cada uno. Al masturbarnos en pareja tendemos a relajarnos y dejarnos llevar, lo que favorece la comunicación y finalmente, el placer.
A continuación te explicamos una serie de posturas para desarrollar la técnica masturbatoria en pareja:

– De rodillas: de frente el uno al otro y de rodillas, cada uno se masturba a sí mismo, ofreciéndole el espectáculo a su pareja, que a su vez se excita mirando el acto del otro. Es una manera de aumentar la excitación, de ofrecerse mutuamente y de ganar en confianza.

– Ella delante de él: tumbada en la cama o en el suelo, con las piernas flexionadas y abiertas, ella se va recorriendo el cuerpo con las manos hasta llegar a la vulva, buscando la estimulación del clítoris. Él debe mirarla sin tocarse, conteniendo la excitación hasta que ella llega al orgasmo y él puede acercarse.

– Por la espalda: él se sitúa detrás de ella, que le sujeta el cuello con un brazo levantado hacia atrás, mientras él va recorriendo su cuerpo con las manos hasta llegar a la vulva y de ahí pasar al clítoris. Ella se va frotando contra los genitales de él en el proceso.

– Él como protagonista: tumbado con las piernas abiertas, él deja ver su pene en erección. Ella se monta sobre uno de sus muslos y con la mano empieza a estimular su miembro. Puede utilizar algún lubricante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Línea Fantasy S.L.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  https://www.loading.es/.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Abrir chat